Cecilio Colón Guzmán

 

Pintor colorista

 

Giannina Llauger – Revista: A gusto en Gurabo – junio 2010

    

 

Cecilio Colón Guzmán nació en 1959 en Barranquitas, Puerto Rico, y reside en Gurabo hace 25  años junto a su esposa Amarilys y sus hijos Duamed e Ismar.  Cecilio no es pintor desde su infancia, aunque su madre, maestra, le daba proyectos para ayudarla con el material escolar. Los proyectos consistían en hacer ilustraciones en cartulina para presentar en sus clases.  De joven Cecilio toma una clase de arte en su último año de escuela superior y pinta un mural de 12 x 17 pies en la pared principal de la escuela.  El mural consiste en una escena de Don Quijote y Sancho Panza llegando a Barranquitas.

 

Cecilio comienza estudios graduados en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, en el Departamento de Biología, pues quería ser Ecólogo.  Durante su segundo año visita los salones de clase de arte del Colegio, atraído por el olor a óleo cuando pasaba cerca para regresar a su hospedaje.  Allí conoce al pintor Carmelo Fontánez que ofrecía clases de arte y que le propone asistir a las mismas como estudiante oyente.  Colón asiste y también se queda junto al maestro pintor, terminadas las clases, para observarlo pintar sus obras abstractas.  Cecilio quedó prendado de la abstracción, ya que la misma le cambió la mente sobre las posibilidades y alcances del arte.  Entendió que el arte abstracto va más allá de la realidad superficial e inmediata y que por medio de la abstracción podría expresar mejor su sentir y pensamientos.  Comienza a leer sobre arte y se traslada a la Facultad de Humanidades del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.  Allí toma clases de pintura avanzada, por lo que Cecilio nunca ha tomado clases básicas de dibujo y pintura, y jamás ha estudiado la rueda de colores (y vemos por su obra que falta no le ha hecho).  Más bien, maneja los colores de forma intuitiva.  En 1981 obtiene un Bachillerato, Cum Laude, en Bellas Artes, con especialidad en Pintura.

 

Colón trabajó por veinte años en una compañía de informática, para ganarse la vida,  pues no quería que el sustento de su familia dependiera de su arte.  Cecilio quería hacer un arte libre de toda atadura.  Y así lo ha hecho, trabajando, dibujando y pintando; participando en exposiciones colectivas e individuales que le han merecido premios y favorables reseñas de la crítica especializada.  En 2003 Cecilio se retira de la empresa privada y se dedica por completo a su arte y a compartir con sus hijos, Duamed e Ismar, en el proyecto musical Así Somos (www.grupoasisomos.com).

 

Cecilio procura reflejar en su obra la época en que ha vivido.  Si hacemos una retrospección de sus dibujos y pinturas podemos derivar conceptos de Puerto Rico y del mundo, propios del momento en que la obra fue creada.  Colón nos comenta que la obra de arte nace de un proceso mental continuo, consciente o inconsciente.  Su creación estriba entre lo vivido, lo admirado y lo que cree que puede aportarse como parte de la responsabilidad social.  El color es imprescindible en su obra pictórica, que se nutre de la abstracción, la figuración y el expresionismo.  Nos hace saber que  trabaja una abstracción orgánica, con analogías de árboles, cascadas, plantas, células, organismos, ecosistemas, animales y seres humanos.  Sus obras proponen siluetas, espacios y atmósferas que conectan con los temas.  Las más recientes también integran rectángulos y cuadrados, sirviendo como detalle antagónico a manera de metáforas de la intervención humana en los ecosistemas.

 

Colón nos aclara que respeta la interpretación que cada espectador le da a sus trabajos.  Cuando empieza una obra tiene una lucha agónica de conceptos, ante un espacio vacío próximo a evolucionar a un nuevo universo. Los primeros dos días son el momento de la creación original y son sagrados para la obra.  Cecilio enciende la música y el aire acondicionado para aislarse de ruidos externos que lo desconcentran.  En esos dos primeros días el artista puede amanecerse pintando.  Sin embargo, la obra puede tomar semanas en ser completada. Cecilio prefiere la pintura acrílica, aunque también tiene obras en óleo y dibujos en lápiz grafito. Recientemente terminó la pintura titulada Diez cielos, obra con la que el artista siente que ha alcanzado una madurez artística, aunque está convencido de que cada día se aprende algo nuevo y de que hay que continuar sorprendiéndose y observando los detalles de la vida.

 

La pintura de Cecilio Colón, Homo Sapiens, se exhibe en 2010 como parte de la muestra Careos/Relevos: 25 Años del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico, y ha sido seleccionada para el evento Proyecto MAC, en el que prestigiosos diseñadores de moda trabajan atuendos inspirados en ocho obras de arte de la Colección Permanente del Museo.  Los diseñadores Harry Robles y Nicole De Jesús hacen diseños inspirados en la obra Homo Sapiens de Cecilio Colón Guzmán. El artista mantiene su espacio cibernético: www.ceciarte.com, con datos, reseñas, exposiciones y fotos de sus obras.