Del uranio y otras sustancias

Pinturas de Cecilio Colón Guzmán

Galería Botello, Hato Rey, PR

17 de mayo al 16 de junio de 2001



Al mirar una obra de Cecilio Colón, lo primero que se nota es la calidad técnica expresada en la terminación de las superficies. Podemos, entonces, decir que en estas 20 obras de pequeño formato, Cecilio Colón logra también la unidad conceptual de una gran diversidad de elementos pictóricos, especialmente, la textura y el color, que dan paso a una temática ambiental, socio-política y personal.  Desde el impasto, los rayazos y el movimiento dinámico de los elementos formales, podemos construir distintos mapas y paisajes de nuestra flora y fauna tanto natural como social.  Siluetas como metonimias de lo nacional, metamorfosis como metáforas de nuestra prisa contemporánea, formas que refieren o aluden a la vida micro-orgánica, a la etapa larval, o pre-fetal, se entrelazan a otras imágenes de banderas, máscaras y barcos en un contexto que sentimos, irónicamente, como el espacio del carnaval, del desfile y de la música caribeña.  En el arte -específicamente: en nuestro arte- hasta las imágenes de la muerte están vivas.  Todo se hace vida.


Cecilio Colón es un artista arriesgado en lo que se clasifica como "arte abstracto".  Aquí podemos ver algo de Olga Albizu combinado con un Carlos Raquel Rivera abstractísimo, como antes, en pinturas de formato más grande, podemos apreciar una combinación de Pollock y Rafael Rivera García.  No importa si estos diálogos o influencias sean inconscientes o por casualidad, lo que sí importa es que los entrecruces e intercepciones son inevitables.  No obstante, lo que hace la diferencia es la digestión que hace el artista de estos elementos formales/temáticos desde un nuevo momento, una nueva urgencia, como aquel que pasa por el mundo haciendo el esfuerzo de la labor creativa y todo lo que ésta exige para que el mundo pase por el artista y su subjetividad, que es, en última instancia, lo real concreto en cada individuo colectivo.


Elizam Escobar


27 abril 2001                             

 

Nueve meses